Concepción, desarrollo y fabricación de la lámpara Rogal

Fue la primera que diseñé y fabriqué, y por tanto la que me ha acompañado en este proceso de aprendizaje de desarrollo de producto, desde la concepción de la idea a la fabricación del modelo definitivo. Y digo acompañar por no decir sufrir, pues a pesar de que el concepto inicial de la lámpara solo se ha visto modificado ligeramente, los cambios realizados a nivel dimensional, de diseño y de fabricación han sido numerosos desde ese primer boceto que realicé. En esta entrada voy a exponer los más significativos, junto con el proceso de fabricación que estoy llevando a cabo actualmente.

Lo que quería hacer con Rogal era crear un volumen a través de una única chapa metálica, realizando cortes y doblados estratégicos para ello, creando al mismo tiempo cuantiosas sombras sobre techo y paredes que no generasen indiferencia.

Lámpara CROÓ Rogal circular apagada
Lámpara CROÓ Rogal circular

Si os paráis a pensar, obtener un volumen equilibrado con un ancho, alto y profundidad similares partiendo de una chapa metálica plana no es inmediato, por dos motivos:

  • Para doblar cualquier pieza hace falta un segmento por donde doblar, es decir, una recta con un punto inicial y uno final, y eso supone una limitación en el corte de la misma. En la siguiente imagen, las líneas rojas representan los segmentos de doblado, mientras que las lineas negras son las lineas de corte de la chapa metálica. Sin esas «puntas de flecha» de material que elimino, el doblado no sería posible.
Vaciados centrales y segmentos de doblado en las versiones iniciales de Rogal
Vaciados centrales y segmentos de doblado en las versiones iniciales de Rogal
  •  Tanto el ángulo de doblado como el ángulo del segmento de doblado juegan un papel crucial a la hora de generar el volumen. Decidí tener las hojas a 90 grados con respecto a la horizontal, lo que me llevó a ajustar el ángulo del segmento de doblado a 67,5 grados con respecto a la recta radial (en azul en la siguiente imagen) para evitar interferencias entre hojas.
Angulos de doblado y de segmento de doblado de Rogal
Angulos de doblado y de segmento de doblado de Rogal

Fue aquí cuando ajusté las dimensiones del cuerpo para reducir el peso de la lámpara y hacerla más adecuada para habitaciones estándar, y además realicé los vaciados rectilíneos para permitir el paso de luz directa y generar las sombras buscadas. El resultado es la versión de Rogal que fabriqué como prototipo para entender qué apariencia tendría en la realidad. 

Chapa metálica con el patrón de corte del primer prototipo de Rogal
Vista desarrollada de la chapa metálica tras el corte
Primer prototipo de CROO Rogal
Planta del primer prototipo de Rogal
Primer prototipo de CROO Rogal
Alzado del primer prototipo de Rogal

Tuve muchos problemas para encontrar proveedores tanto de la corona de madera (cuya aventura contaré en una entrada posterior) como del cuerpo de la lámpara. Con respecto al cuerpo, muchos proveedores argumentaban que no eran capaces de realizar el doblado sin un utillaje especial, pero afortunadamente un pequeño taller en Galicia accedió a fabricarlo a un precio razonable, con un resultado muy bueno además. Tras lijarla y satinarla para mejorar el acabado, le monté la corona de madera y el sistema de fijación y la colgué en mi habitación.

Vista inferior del primer prototipo de Rogal
Primer prototipo de Rogal
Primer prototipo de CROO Rogal suspendido en mi habitación
Primer prototipo de Rogal suspendido

A pesar de que he desarrollado numerosas piezas tanto en mi etapa académica, como laboral y ahora con CROÓ, siempre me sorprende ver cómo mejora la pieza física a la diseñada ya sea en papel o en ordenador. Percibir los colores reales, brillos, tonos, reflejos, el frío del acero y la calidez de la madera, hace cambiar totalmente la percepción que el diseñador tenía sobre la pieza.

El resultado me encantó, pero aun así quise realizar ciertas mejoras con el fin de:

  • Reducir el peso de la lámpara: cambié el espesor de las láminas de 3 a 2 mm.
  • Facilitar la fabricación del cuerpo de la lámpara. No quería depender de un pequeño taller en Galicia, así que abandoné la idea de tener todas las hojas dentro de una sola pieza y las dividí en ocho iguales pero independientes, rompiendo así con el concepto inicial de crear un volumen partiendo de una única chapa metálica. En muchas ocasiones los diseñadores tenemos que buscar soluciones de compromiso, y esta fue una de ellas.

La evolución del modelo, principalmente a nivel dimensional, se puede apreciar en las siguientes imágenes: primer boceto, primer prototipo y modelo final.

Slider
Slider

A continuación, detallo el proceso de fabricación de la versión final de Rogal que sigo a día de hoy:

  • Corte y doblado de las hojas metálicas: las hojas del cuerpo son cortadas y dobladas por un taller en las cercanías de Madrid cuya principal actividad se centra en el corte de chapas metálicas por tecnología láser. El láser es un sistema de corte adecuado para tiradas cortas de piezas, como es el caso de CROÓ, debido a que no hace falta inversión alguna en utillaje específico, pero conlleva inconvenientes como el acabado de la pieza, pues esta presenta imperfecciones en la linea de corte, principalmente en la superficie de la chapa por donde sale el láser.

Para eliminar las imperfecciones más notables paso una espátula sobre ellas y luego limo las aristas para eliminar las rebabas y así evitar el riesgo de corte al manipular las piezas y posteriormente la lámpara. 

  •  Satinado: durante los procesos de corte, doblado y posterior manipulación aparecen arañazos en las superficies de la hoja metálica que deben ser eliminados. El satinado no solo los elimina, sino también homogeneiza las superficies, les aporta un ligero brillo y además suaviza las aristas. Lo realizo con la fibra verde de cualquier estropajo que todos conocemos, ejerciendo movimientos longitudinales a la hoja aplicando algo de presión.
Satinado manual de la hoja metálica de la lámpara Rogal
Satinado de las hojas

Tras esta operación, limpio las hojas con agua jabonosa, las aclaro y las seco con una bayeta de microfibra, para evitar marcas que puede dejar el secado al aire.

  •  Montaje: la unión de las hojas metálicas a la corona de madera la llevo a cabo con tornillos aportando también algo de pegamento, evitando así el posible giro de la hoja con respecto al tornillo. Dado que la posición de las hojas son independientes entre ellas, me apoyo en un útil para garantizar su posición y orientación correcta. 

Y aquí termina mi exposición sobre el desarrollo de Rogal. Si os ha surgido alguna pregunta o si creéis que podría mejorar algo en el proceso, no dudéis en enviarme un correo a contacto@croo.art. 

Espero que haya sido descriptivo y os haya entretenido, que de eso se trata. 

¡Un saludo!

Lámpara CROÓ Rogal circular encendida
Lámpara CROÓ Rogal circular encendida
Logo CROO blanco
Logo CROO negro
Logo CROO azul

•   contacto@croo.art   •

Copyright © 2019 CROÓ. Todos los derechos reservados.