Cuerpo de la lámpara CROÓ Doce Lágrimas encendida

Doce Lágrimas

Inspirada en una margarita marchita, cuyos pétalos caen por su propio peso y falta de vigor. 

Está formada por doce perfiles de acero inoxidable acabados en unas láminas superpuestas generando un volumen, llamado lágrima. La singularidad de la lámpara radica en la planicidad original de la misma, la cual se pierde al ser colgada: la envolvente del cuerpo se genera por la deformación de los perfiles provocado por el peso de las lágrimas. Debido a la flexibilidad de estos, tras el montaje las lágrimas se quedan vibrando durante minutos hasta que la lámpara alcanza al equilibrio estático en el que se siente a gusto.

La fuente lumínica es acompañada por las lágrimas sin afectarla, aportando luz directa en prácticamente todas las direcciones. Dependerá de su elección el tipo de efecto que genere la lámpara encendida en la habitación.

Se ofrecen dos disposiciones, una de techo y otra suspendida a una distancia cualquiera del mismo.

Slider
Lámpara CROÓ Doce Lágrimas en dormitorio de tonos blancos y anaranjados
Logo CROO blanco
Logo CROO negro
Logo CROO azul

•   contacto@croo.art   •

Copyright © 2019 CROÓ. Todos los derechos reservados.